La tarea de hacernos con un coche de segunda mano no siempre es sencilla. Os damos unos consejos para hacer que el proceso de compra sea mucho más sencillo.

La elección de comprar un coche no siempre es sencilla y nos puede generar un auténtico quebradero de cabeza, sobre todo cuando nuestra búsqueda está más enfocada hacia el mercado de coches de segunda mano o de ocasión. En él, nos podemos encontrar con innumerables opciones de vehículos, algo que se presenta como una ventaja a la hora de escoger al candidato correcto, pero que también nos puede llevar hasta el error.

Y es que, el mercado de segunda mano puede presentarse como el lugar correcto para no solo conseguir nuestro coche deseado, sino también para ahorrarnos unos cientos o incluso miles de euros respecto a modelos nuevos y a otros vehículos de ocasión. Sin embargo, este terreno puede convertirse en algunas ocasiones en una auténtica pesadilla. Te damos una serie de pautas y consejos que te ayudarán a escoger al vehículo de segunda mano idóneo.

1. Márcate un presupuesto y respétalo

Hacernos con un vehículo procedente del mercado de ocasión nos va a suponer un ahorro considerable pero, como desventaja, nos podemos encontrar con ciertas averías que rápidamente convertirán a nuestro coche de ensueño en un auténtico pozo sin fondo para nuestro bolsillo.

coche ocasión

Este es uno de los motivos por los que debemos marcarnos un presupuesto acorde con el tipo de vehículo que queremos y con el mantenimiento que este implica. Cuanto más lo respetes, mejor, puesto que tendremos más margen para cubrir posibles problemas que puedan surgir con el paso del tiempo.

Tener un colchón económico siempre es una buena idea, puesto que nos permitirá tener cierta solvencia para no solo reparar nuestro “nuevo” coche, sino también para realizar su mantenimiento oportuno, pagar seguros, impuestos y más menesteres relacionados con el propio automóvil. En este sentido, mucho ojo con la letra pequeña de la garantía si adquieres el coche a un compra-venta, no siempre cubre lo que te esperas. También es buena idea, sobre todo si la compra es a un particular, invertir un poco de dinero en una empresa de certificación, que realizará un completo chequeo del coche.

2. Revisa el mercado de arriba abajo

El mercado de segunda mano es muy amplio y siempre podemos encontrarnos con multitud de opciones y vehículos. Una vez que tengamos claro el tipo de coche que queremos comprar, debemos revisar en profundidad las opciones disponibles en el territorio nacional.

coche ocasión

Este paso nos permitirá hacer una selección de las unidades que mejor estén, con menos kilómetros y un factor muy importante, lo cerca que estén de nuestra localidad. De esta forma podremos tener en cuenta cuales son los vehículos que mejor encajan dentro de nuestras necesidades y, como ya hemos mencionado, presupuesto. Una vez seleccionadas las unidades deseadas, es hora de seguir con el proceso de encontrar el coche usado idóneo y darle cabida al siguiente paso.

3. Busca vehículos cerca de tu localidad

La elección de un vehículo usado tiene, entre otros, como objetivo ahorrarnos unos cuantos miles de euros, y en algunas ocasiones el presupuesto se puede disparar si la unidad deseada se encuentra más lejos de lo que nos gustaría.

Es por esto que primero debemos fijarnos en aquellos vehículos que se encuentren lo más cerca posible a nuestra localización, algo que podemos lograr usando los diferentes filtros de búsqueda de los portales de segunda mano. Es aconsejable darle prioridad a aquellos modelos de nuestra misma comunidad autónoma, de estar forma el coste de la compra se reducirá considerablemente.

coche ocasión

Sin embargo, esta no es la única ventaja, puesto que el hecho de que el candidato se encuentre cerca de nosotros nos permitirá un margen de maniobra más amplio para revisiones, comprobar que todo esté correcto y poder llevar con nosotros a alguna persona de confianza para asegurar la compra.

4. Ten preparadas varias unidades para probar

El riesgo a la hora de comprar un coche usado existe y no siempre nos encontraremos con un modelo fiel a las fotografías y a la descripción proporcionada por el propietario. Es por esto que es aconsejable tener un as bajo la manga –o varios- en caso de que el primer coche que probemos no encaje con lo que buscamos o que salga fuera de lo estipulado previamente.

coche ocasión

Si tenemos varias unidades previstas, podremos evitar hacer un viaje en vano y disfrutar de nuestra nueva adquisición en el mismo día. Este consejos también es recomendable en caso de que nuestra búsqueda nos lleve a realizar una travesía hacia otras localidades del país, donde tendremos que ir con más cautela.

Esto también nos ayudará a valorar diferentes vehículos y, al mismo tiempo, descartar varias unidades en caso de que nuestro viaje no sea fructífero. De esta forma, el rango de opciones irá disminuyendo y será más sencillo tener claro cuál será nuestro coche ideal.

5. Recoge información sobre el modelo seleccionado

Internet se ha convertido con el transcurso del tiempo en una fuente inagotable de conocimiento, la cual nos podrá informar de primera mano sobre el modelo escogido si buscamos con cautela. Este paso es importante, puesto que nos ayudará a seguir la senda correcta para adquirir el vehículo perfecto.

A día de hoy podemos obtener multitud de datos sobre prácticamente cualquier vehículo del mundo y de forma instantánea, algo ideal a la hora de comprar un coche en el mercado de ocasión. En caso de que sea un modelo con algún que otro año sobre sus espaldas, más sencillo será encontrar datos sobre sus virtudes y defectos.

Es recomendable informarse sobre fallos endémicos, remesas que hayan tenido algún problema en concreto o si después de algún restyling se solventaron dichos dilemas. Al mismo tiempo, también podremos obtener datos de los propulsores que dan vida al modelo escogido, algo muy útil para saber en cuál centrarse a la hora de emprender nuestra búsqueda.

Esta información será fundamental, puesto que nos abrirá los ojos y nos permitirá conocer algunos fallos propios sobre este vehículos y saber exactamente en qué fijarnos a la hora de hacerle un chequeo a nuestro candidato. El motor será clave, puesto que se presenta como el corazón de nuestro futuro automóvil, y conocer su vida y sus problemas más comunes será esencial para asegurarnos de que cumple con su función como el primer día.

6. Revisa hasta el más mínimo detalle

Comprar un coche de segunda mano puede implicar disfrutar de un vehículo en muy buen estado por un precio bastante menor o, por el contrario, encontrarnos con un gran problema. Es por esto que es de vital importancia revisar todos los detalles antes de llevar a cabo la compra de nuestro nuevo compañero de fatigas.

En caso de que el vehículo seleccionado se encuentre cerca de nuestra localidad, es recomendable pactar con el vendedor una prueba mecánica antes de firmar los papeles y, si este la rechaza, es un claro síntoma de que ese no es nuestro coche.

coche ocasión

Nuestro taller de confianza será el lugar ideal para llevar al aspirante a ser nuestro nuevo coche para comprobar que todo se encuentre en perfecto estado. Por norma general, el desembolso de la revisión correrá de nuestra parte, pero esa inversión podrá salvarnos de futuros problemas inapreciables a simple vista.

Otro recurso al que podemos acudir para una mayor tranquilidad a la hora de adquirir nuestro nuevo coche, es pedir un informe a tráfico. De esta forma tendremos constancia y podremos verificar todo lo estipulado por el vendedor sobre el vehículo en sí. Este informe nos proporcionará innumerables datos sobre la vida pasada del vehículo, número de dueños, kilómetros reales y si cuenta con algún tipo de carga entre otros elementos de vital importancia.

7. Que unos cuantos kilómetros de más no te asusten

Cuando indagamos por el mercado de segunda mano solemos tener en cuenta un factor determinante: el kilometraje de cada uno de los vehículos que buscamos. Este dato nos podrá dar una idea del uso o trato que han tenido nuestros candidatos, pero no siempre debemos confiar plenamente en él.

En algunas ocasiones nos encontraremos con vehículos con un bajo número de kilómetros pese a su edad, algo que nos podría hacer sospechar sobre si son reales o si alguien ha manipulado el odómetro. Esto podemos resolverlo acudiendo a tráfico como os contábamos en puntos anteriores, pero hay otros elementos que podrán activar nuestra señal de alerta.

coche ocasión

Si nos encontramos con alguna unidad en esta tesitura, debemos prestar especial atención al nivel de desgaste de algunos de los componentes que más se palpan a la hora de conducir. Entre ellos se encuentran el volante y el pomo de la palanca de cambios, dos utensilios cuyo uso está implícito en el acto de conducir.

En otras ocasiones se cruzará algún vehículo en nuestro camino con un alto número de kilómetros, algo que provocará el rechazo de la mayoría pero, en tu caso, debes mantener la calma. El factor determinante para comprar un coche de segunda mano debe de ser su estado en general y, pese al gran kilometraje registrado en sus carnes, un buen mantenimiento puede ser motivo suficiente para convertirlo en un nuevo miembro de la familia.

Que el vehículo escogido haya recorrido muchos kilómetros puede ayudar a ajustar el precio y conseguir una rebaja considerable, pero su estado y mantenimiento no siempre está reñido por ser un gran conocedor del asfalto.

8. No te quedes con dudas, pregunta todo lo necesario

Estar tan cerca de adquirir un nuevo coche puede poner nervioso a cualquiera y esto puede provocar ciertas dudas a la hora de efectuar la compra, las cuales deben de ser resueltas sin miramientos. En algunas ocasiones, muchas de estas cuestiones nos pueden parecer hasta ridículas, pero no por esto debes obviarlas.

coche ocasión

Estas surgirán, en su gran mayoría, una vez que estemos delante del candidato. A raíz de que nos fijemos en más detalles sobre el coche, más dudas podrán surgir sobre su estado, mantenimiento y cuidado en general. Es aconsejable preparar una lista de nuestras dudas y de en qué fijarnos cuando llegue la hora de la verdad. De esta forma, será más difícil que nos cojan desprevenidos y podremos saber con más exactitud qué nos puede estar ocultando dicho candidato. En este sentido, que el coche cuente con el libro de revisiones o las facturas de las tareas de mantenimiento realizadas te dará una pista de lo cuidadoso que haya podido ser su dueño… y del kilometraje real, si cuadran las facturas, las fechas y los kilómetros.

9. Céntrate en los modelos más comunes si los exóticos no entran en tus planes

Muchas veces el mercado de segunda mano nos brinda con auténticas maravillas del mundo del motor, las cuales nos cautivan sin piedad y nos hacen soñar con cometer una locura. Sin embargo, no siempre son la mejor opción y menos si nuestro objetivo es adquirir un vehículo para batallar en el día a día.

coche ocasión

No es extraño encontrarnos con modelos procedentes de las marcas más prestigiosas del mundo y en sus versiones más potentes por precios irrisorios, los cuales han sido fustigados por la depreciación. Pese al atractivo que emanan estos deportivos con apellido AMG, M o RS, no es recomendable adquirirlos por su alto mantenimiento, el cual sigue siendo  fiel al de un vehículo cuyo valor nuevo superaba los 100.000 euros.

Si eres un petrolhead empedernido, no te resultará sencillo rechazar a estos modelos, pero si ellos no entran dentro de tus planes debes de evitarlos a toda costa y no caer en la tentación, ya que el resultado puede resultar fatal para nuestro bolsillo.

10. ¡Disfruta de tu coche de segunda mano!

coche ocasión

Todo está hecho y has seguido todos los pasos pertinentes para poder adquirir tu nueva montura, ahora solo queda lo más importante: disfrutarlo. Sea cual sea el modelo escogido, si eres un amante del motor estamos seguros de que ese coche ocupará un lugar especial en tu corazón, motivo más que suficiente para plantarle cara a la carretera y sumar más kilómetros a tu nuevo compañero no solo de fatigas, sino también de aventuras y de vida. Y si lo que necesitabas es un vehículo como herramienta de transporte para el día a día, a cuidarlo como si fuera nuevo, y que dure muchos kilómetros.

Más información de interés relacionada:

¿Cuándo me toca pasar la ITV? 
10 consejos para evitar sustos al llevar tu coche al taller
5 consejos para prevenir las averías más caras en tu coche